Siempre nos sorprende cuando en las noticias alguien hace algo espectacular por los demás.
Nuestro camino cuaresmal es una clara invitación a descubrir, cómo Dios sigue haciendo milagros, signos, hechos espectaculares, a nuestro alrededor.

Y ya lo hizo en su día y tiempo. Su Hijo Jesús, nos regaló un signo de amor inmenso. AMANDO HASTA EL EXTREMO nos enseñó a dar la vida, a luchar por la injusticia, a ser amigos del hombre que sufre y está excluido.


La PASCUA es tiempo de amar, tiempo de encontrar el amor de Dios en su Hijo. Es tiempo de encontrarte contigo mismo. La Pascua es tu tiempo en forma de oportunidad y regalo. ¿Te lo vas a perder?

Comentarios