Comenzamos la semana con la invitación de Juan el Bautista a ser testigos, a señalar a Jesús cuando pasa por nuestra vida. Jesús hecho hombre, mujer, niño que se nos presenta también en cada refugiado o emigrante que busca no vivir mejor, solo vivir.

Jesús se nos hace perseguido, aterido de frío, encogido de hambre, dolorido de enfermedad. Hoy hay muchos "corderos de Dios" que pasan frente a nosotros. Qué no caigan en el olvido con estas canciones:

Los que tienen más experiencia de la vida, recordarán esta letra y música:


Con el tiempo...poco o nada ha cambiado 
¿Seré yo el escogido para cambiar todo esto?


Comentarios