"Tu Padre que ve en lo secreto 
te recompensará"

Qué inmensa alegría saber que nuestro querido Padre nos conoce de verdad, que sabe cómo somos, de qué pie cojeamos, y hasta conoce nuestra respiración. Gracias, Padre, por este nuevo tiempo. 

Quizá no consista en hacer grandes cosas...quizá solo sea dejarnos conocer un poco más por nosotros mismos, por mostrarnos ante ti con miserias y virtudes. 

Gracias por cada pecado que nos permite ponernos ante ti con la seguridad del gran abrazo con el que nos recibes. Así seguiremos adelante, nos levantaremos!!!!

Gracias, comienza un tiempo de alegría.


Comentarios